¡A todo lo demás pienso yo!

Hablar de Maestra Te-cla es como recordar a mi madre. La Primera Maestra Tecla ha sido para mí no solo la su-periora general, a la cual se debía respeto, obediencia y docilidad en las directivas, sino que ha sido “la madre”, una madre que comprendía las capacidades y las fragilidades de las personas que la Provi-dencia le confiaba. …