Todo límpido y claro

«Ustedes no saben − dirá el cardenal Arcadio Larraona en los funerales de Maestra Tecla – no pueden saber cuánto se ha sufrido y trabajado; cuánto se ha orado…

Ustedes ahora encuentran las cosas hechas. Pero no se han hecho solas. Cuánta fatiga, cuántas inspiraciones, cuántas correspondencias, cuántos sacrificios, cuánta fe. Cuánto creer verdaderamente contra toda esperanza. Es una vida que es un poema, el inicio de una vida religiosa (…). Yo recuerdo a vuestra Madre: daba una viva imagen de lo que era: todo límpido y claro en ella, ninguna exageración».

…+detalles